top of page

Fe & Trabajo, restauración y esperanza

Actualizado: 19 oct 2021

Entrevista al Mg. Raúl Galindo, Director Académico Escuela de Postgrado UTP | Director Coaching Power Empresas México | Impulso la transformación de las personas y las empresas.


Marcelo Robles (MR): Hoy estamos con Raúl Galindo (RG), un hermano, un amigo, quien ha estado trabajando profundamente en Latinoamérica en varios países, en el ámbito comercial pero con una experiencia también en el área académica educativa.

Vamos a conocerlo un poquito más.

¡Qué tema es el que nos toca conversar en Latinoamérica! ¡Tan convulsionado nuestro querido continente! ¿Cómo lo ves?


RG: Ante todo muchas gracias por la oportunidad, feliz de estar aquí compartiendo un ámbito muy importante y por supuesto, yo diría el más relevante en mi vida que es la parte espiritual, la parte de mi fe. Mi experiencia es ya de varias décadas, desde 1985 estoy trabajando de manera formal, siempre en el área comercial y Dios me ha dado la oportunidad de trabajar y conocer prácticamente todos los países de América Latina, no viviendo en todos pero conociendo realidades bien profundas.

Y es algo interesante de nuestra América Latina tan convulsionada; una necesidad de las personas de, encontrar la identidad en algo que va más allá de sí mismos y que muchas veces algunos intentan hacerlo dentro de su profesión, y su identidad como cosa de su profesión. Eso es un símbolo de nuestro mundo roto en el que vivimos y creo que no hay un país al menos que yo conozca de América Latina, que pueda decir “aquí la situación es diferente”; todos los profesionales que he podido contactar en todos los países en todos los mercados tienen esta característica, y la cuestión es cómo responder a la pregunta: ¿quién soy yo a través del trabajo?


MR: Qué interesante tu experiencia porque no solamente tienes una experiencia muy amplia el ámbito propiamente laboral sino también académico y la gente muchas veces busca en los títulos, en lo que van aprendiendo y conociendo, incorporando, una forma de identidad…


RG: Yo era parte de los profesionales que se querían capacitar y sabía que si no lo hacía me iba a quedar obsoleto o iba a tener una desventaja competitiva en lo profesional, se hablaba de “tu título”, de “tu bachillerato”, de “tu grado”. y de “tu post grado” o varias maestrías; pero viéndolo ahora desde el punto de vista académico observas nuevamente esta profunda necesidad de demostrar a través de un documento, de un cartón, de un diploma, que se ha logrado hacer algo.

La educación también es un símbolo de progreso y puede también llegar a convertirse en una identidad en la cual, si no tienes un grado entonces no tienes posibilidad de ser alguien; en ámbitos profesionales uno podría pensar que esto no sucede porque se suple esta necesidad mediante el trabajo, pero a veces la presión interna laboral es tan fuerte, despiadada y a veces no tan clara, al establecer que si no tienes un título no eres nadie.

Y luego, no solo si no tienes un título, sino que si ya tienes un título ahora la segunda pregunta es “¿y de qué universidad?”

Este deseo desmedido de intentar ser algo más que el otro en la parte profesional y en la parte académica, también permea en otras áreas y en la visión que los jóvenes profesionales van teniendo, porque el círculo se repite; y ahí los profesionales tenemos oportunidad de intervenir, romper este círculo, reivindicar la dignidad de las personas por lo que son y no por lo que tienen o por lo que han estudiado...


MR: Cuando mencionas “reivindicar la dignidad de la persona” nosotros hablamos de fe, creemos profundamente que nuestra dignidad es exógena a nosotros, que nos viene dada por orden creacional con el cual hemos sido creados y la Biblia dice que hemos sido creados a imagen de Dios. Esto es de una belleza inigualable y un misterio tan grande, y ahí está el sentido de dignidad que no me es dado por lo que otros dicen de mí ni por lo que yo he logrado, sino me es dado por ser imagen de Dios y es la belleza de ser un ser humano.

Este sentido de dignidad se ha perdido, primero nos secularizamos, nos alejamos de Dios y esto genera una pérdida y una búsqueda de identidad en otras cosas, esa identidad sólo me la puede dar ese vínculo profundo desde la fe con este Dios Creador y para nosotros es una convicción; aquí es donde lo bajamos a la tierra, lo bajamos a la realidad de todos los días; y cuando el jefe viene y dice “esto no está bien” y yo siento que se bajan a todos mis valores personales y no por donde viene mi dignidad, este sentido de dignidad que a veces afirma “no soy digno” en un sentido de negación, pero la afirmación que viene de esta orden de la creación es maravilloso… Pensando en todos estos años que te han motivado a trabajar, y con tus títulos que te han llevado a quedarte aquí en Latinoamérica seguramente teniendo oportunidades para irte a otros lugares ¿Cuál crees que es el aporte de tu trabajo a la realidad en la cual vivís en tu país y en general, el aporte a Latinoamérica ?


RG: Quisiera aprovechar para dar mi testimonio como profesional creyente, esperando que algunas personas puedan identificarse en ello.

Conocí a Jesucristo como mi Señor y Salvador cuando ya estaba trabajando, yo era un profesional ya exitoso, en la primer línea de gerentes fui de los más jóvenes en la compañía trasnacional en la que trabajaba, y eso habla de mi afán desmedido de crecer y de sobresalir y de ser el mejor a toda costa. Cuando comenzó mi vida como creyente conociendo los principios bíblicos no solamente en lo referente a la salvación y mi relación con Dios sino también en la práctica, tengo que reconocer que pasaron muchos años; para que llegara una idea trascendente para mí: la dicotomía; el hecho de pensar que una cosa era mi vida como profesional, pero estar alejado de mi vida espiritual, alejado de llevar el Reino al trabajo y comportarme como ciudadano del Reino en el trabajo, y cuando me di cuenta de ello tuvo que venir un cambio de mentalidad muy fuerte.


MR: ¿Cuál fue el punto de inflexión? ¿Recuerdas uno o dos momentos en el cual dijiste, “esto tiene que ver con mi fe”?


RG: Trabajando en México para una empresa transnacional de las más grandes del mundo me tocó ir a las oficinas del retail más grande de Estados Unidos y en ese momento la más grande del mundo, la fortuna de la familia es la más acaudalada; cuando vi la oficina de uno de los hijos herederos, yo dije “no puede ser que fuera una oficinita” que ni estaba en el salón principal o en el hall principal. Ellos son cristianos con buenas prácticas de fe, y la persona que nos estaba guiando me dijo “es que él ejerce un liderazgo de servicio” (Servant Leader), en la puerta de su oficina uno leía “SL” (Servant Leader) y luego su nombre.

Ese grado de humildad mostrado en el trabajo me llevó a tomar varias decisiones. Tiempo después, ya que teníamos necesidad de traer a nuevas personas, cedí mi oficina y me fui a un cubículo; todos me decían “perdiste status” “estás loco”...


MR: ¡Maravilloso! Tu identidad no pasa por el reconocimiento de unos u otros sino en esta relación creacional pero también después, redentora con Jesús y con tu espíritu de servicio. Me hiciste acordar a Jesús cuando llegaron con los discípulos al Aposento Alto, cerca del momento de ser entregado a la cruz, estaban por cenar; me imagino a los discípulos mirándose entre ellos… y él tomó la toalla, tomó un recipiente de agua y comenzó a lavar los pies su discípulos. Dice el texto que sabiendo que todo estaba en control bajo su autoridad tomó una palangana, tomó una toalla y no pasaba por lo que iba a ser sino por lo que él ya era en su relación como Hijo de Dios...

Creo que es desde ahí que te quiero preguntar si es que esa relación con Dios te ha marcado frente a tu trabajo y la seguridad que sientes para abordar los desafíos laborales.


RG: El segundo “hito” tiene que ver con tu pregunta; y con una perspectiva de Reino en el trabajo, ya con los principios que nosotros diseñamos aquí en Fe & Trabajo LATAM.

Tuve que cambiar nuevamente mi mentalidad. Me estaba quedando mucho en que las personas me vieran como cristiano pero yo no estaba siendo intencional en explicar por qué lo hacía, no tenía que dar una clase bíblica ni mostrar cinco versículos de la Biblia, pero hay principios universales que todas las personas entienden, entonces desde ese momento trato de ser en todo momento intencional, para decir por qué hago las cosas que hago. Cuando trabajo con mi equipo y alguien no cumple con su trabajo le explico por qué lo hago, le explico qué hay detrás de este estilo de liderazgo y ahí es cuando tengo oportunidad de decirle que tengo una visión distinta de hacer las cosas, no solo como un medio de sustento, que es válido y es digno, o como un medio para desarrollar las habilidades que se tiene, sino como un medio también para llevar gloria a Dios y hacer algo de acuerdo a como Dios tenía planeado para él o para ella...

Sea que seas colaborador siempre tener la oportunidad de decir cómo puedo yo hacer mi parte en el área de trabajo donde la mayoría de nosotros pasamos una gran cantidad de horas, cómo puedo hacer mi parte para allí también reflejar a Cristo, reflejar a Dios y que otras personas vean que el trabajo no es una maldición sino es la oportunidad de desarrollar las habilidades que Dios me dio, de hacer la labor en el mundo original que nos dio a nosotros como hombres y mujeres, la oportunidad de transformar cosas en la creación para bien, para servicio, para suplir necesidades de otro.

Una de las tantas banderas que se manejan en el coaching es el hecho de que el líder tiene que ser vulnerable; ya no es el líder de hierro, el líder poderoso que todo lo sabe, sino que tiene que mostrar apertura. Y cada vez que yo tengo una plática y alguien me toca el tema de vulnerabilidad puedo dar testimonio, y la idea de un líder vulnerable nos abre una puerta espectacular para mostrar que puede haber un liderazgo de siervo, y ese es un puente muy bonito para las personas que tal vez no están tan cercanas a nuestra fe o no quieren saber nada de Dios; porque cuando hablamos de un líder vulnerable, un liderazgo centrado en las personas, es el puente donde nosotros podemos construir


MR: Me quedo con tres palabras de esta charla: identidad, líder-siervo (primero el ser, dejar que nuestra realidad de ser ciudadanos de vivir nuestra vida impacte en el hacer con esta conexión, con la vulnerabilidad); e intencionalidad o intencionalmente siervos líderes, intencionalmente servir desde la vulnerabilidad.

Voy con la última pregunta ¿Cómo ves este contexto post pandemia? ¿Qué desafíos o qué oportunidades ves en este tiempo mirando hacia adelante, específicamente pensando en nuestras ciudades?


RG: Los colaboradores y los empresarios siguen siendo personas. Una de las herramientas que yo he recibido por parte del ministerio INICIATIVA FE & TRABAJO LATAM es esta matriz que nos ayuda a identificar la necesidad de la persona de acuerdo a su situación. Hay personas que tienen mucho trabajo, se les ha incrementado y tienen mucho respaldo económico; pues tienen una necesidad en particular: puede que piensen “me va bien y no necesito nada”. En otro extremo puede haber personas que no tienen respaldo económico y que no tienen trabajo y están en modo supervivencia y claro, adicional a la parte económica tienen una necesidad espiritual.

Entonces esta herramienta, la Matriz de Disrupción en el Trabajo, es poderosísima para nosotros que tenemos influencia en grupos, sea empresario, tenga colaboradores, sea jefe o no tenga ahora trabajo; para identificar que esa necesidad la va a suplir solamente, el entender que nuestra identidad está en Dios.

Es una responsabilidad de nosotros los que tenemos esta posibilidad de hacer accionar nuestra fe (ya ni siquiera es una oportunidad creo que es una responsabilidad) de llevar a restaurar a las personas.


MR: Me quedo con esa palabra, “restauración” como factor de esperanza… ¡Cuánto lo necesitamos! y saber que Dios es el Dios de esperanza para la vida y para el trabajo.

¡Gracias Raúl! Agradecido por tu tiempo, generoso como siempre, eres un hombre muy ocupado y tenemos el privilegio de tenerte con nosotros en este movimiento que es del Reino de Dios para bendición en nuestros países y en nuestro continente.



233 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page